Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 28 de febrero de 2011

La comida basura al descubierto

Hamburguesas, chocolate, pizza, patatas fritas, refrescos con gas, perritos calientes, pollo frito, helados, chucherías, bollería industrial, kebabs…

Ante todos o la mayoría de estos alimentos el ser humano tiene una reacción similar: repentina sensación de sed o apetito voraz, acompañado de secreción de las glándulas salivales, traducido al castellano, se nos hace la boca agua.

Sí, hablamos de esos alimentos que los expertos en alimentación y dietética desterrarían a la cúspide de la pirámide alimentaria, esos que solo se nos debe ocurrir probar una vez a la semana, o al mes, esos que la mayoría de la gente debería repudiar, o al menos eso nos intentan inculcar los telediarios.

La conocida popularmente como comida basura es una gama de alimentos ricos en grasas, sal, condimentos o azúcares, tales como las hamburguesas, las patatas fritas, los perritos calientes o la pizza, entre otros. Estos alimentos se caracterizan por provocar en su consumidor unos mayores niveles de sed y apetito, circunstancias que fueron aprovechadas originalmente en Estados Unidos para crear un modelo de negocio conocido como franquicia de "fast-food" o comida rápida, por empresas hosteleras, tras la 2ª Guerra Mundial. En la actualidad muchas de esas empresas se han convertido en grandes multinacionales.

¿Os suenan empresas como Mc Donald’s, Burger King o Coca-Cola? Si vuestra respuesta es sí, también os sonarán Telepizza, Dunkin Donuts, Kentucky Fried Chicken o Pan’s and Company. ¿Y a quién no le suenan? ¿Quién no ha probado alguna vez, o habitualmente los productos de estas multinacionales?

Ni los famosos se resisten a las ventajas de la comida basura:

- Es barata

- Es rápida (se sirve enseguida)

- Fácil de comer (en cualquier sitio)

- Tiene buen sabor

Pero la comida basura tiene unas consecuencias nada positivas sobre nuestra salud, si hacemos de ella un consumo frecuente y continuado en el tiempo:

- Sobrepeso (especialmente preocupante el infantil)

- Elevación del nivel de colesterol en sangre

- Problemas cardiovasculares

- Diabetes

- Digestiones difíciles

- Adicción

- Etc.


La hamburguesa que no se descompone

La fotógrafa Sallie Davies se ha hecho famosa en la red por su último trabajo: fotografiar durante 146 días un menú infantil (Happy Meal) comprado en Mc Donald’s, este no se descompuso, tuvo el mismo aspecto desde el primer día que lo compró, cuando lo normal es que a la comida fresca le salga moho, bacteria que demuestra que es su día era una comida fresca y sana. ¿Un motivo para dejar de comprar sus productos?


Trucos para comer sano...

... incluso en Mc Donald's

En los últimos años han ido implantándose en restaurantes de comida rápida normas de calidad y productos sanos, sin azúcares o con menos grasas. Un ejemplo, son las ensaladas o las hamburguesasde pollo.

Algunos consejos que os recomendamos para no pasaros con la comida basura son:

- Probar las hamburguesas de pollo en lugar de las de carne (podéis reducir las calorías a la mitad).

- Acompañar el menú con ensalada, en vez de patatas fritas (la ensalada de Mc Donald's es sana y además tiene fama de estar muy rica). No os dejéis llevar por esa gente que considera raro ir a Mc Donald's y pedir ensalada, la clave está en innovar y pedir cosas nuevas, tened personalidad.

- Tratar de reducir las cantidades lo máximo posible, pudiendo quedarte satisfecho con una hamburguesa normal, no la pidas doble, o con una pizza mediana, no pidáis familiar.

- Probad a poner a la pizza otros ingredientes "no típicos", os recomiendo atún, pimiento o cebolla. También es un truco pedir masa clásica o fina, al evitar comer mucho pan, también reducimos una fuente notablemente calórica.

- Acompañar la comida con refrescos "light" o sin gas, aunque la mejor opción es una botella de agua.

- Tratar de no elegir postre, los helados y muffins o bollos que sirven en los restaurantes de comida rápida suelen ser una gran fuente de calorías, azúcares y grasas.

Fast Food Nation

Si los trucos que os hemos dado no os sirven, o simplemente buscáis motivos conspirativos para resistiros a entrar la próxima vez que paséis frente a un Mc Donald's, os recomiendo Fast Food Nation, una película que plantea una mirada crítica a la cultura estadounidense de la industria de la comida rápida, cuenta además con una larga lista de caras conocidas entre las que se encuentran Ethan Hawke, Bruce Willis o Avril Lavigne.

domingo, 27 de febrero de 2011

¡Los más pequeños mandan!

¿Cuántas veces hemos oído “qué asco, yo no como eso” o “¡no me gusta!” Millones de veces, ¿verdad?. Ya sea por parte de nuestros hijos, hermanos o primos pequeños, pero son los que más se quejan a la hora de comer y lo peor de todo es que entramos en el dilema de “¿se lo doy y me arriesgo a que vomite y me ponga todo perdido?”, “¿no se lo doy y le hago otra cosa?”.

A veces por no oírles les preparamos otra cosa y pocas veces se les obliga a comer frutas y verduras que al fin y al cabo es lo que menos les gusta. Y ya sabemos, que si desde bien pequeños no se les educa para que coman saludablemente cuando se van haciendo más mayores tienen menos capacidad de decisión.
Así es que para que nuestros más pequeños coman de lo más saludablemente posible hay un truco que nunca falla y consiste en preparar pescados, verduras y frutas, que es lo que menos suele gustar normalmente a los niños, de manera creativa. Haciéndoles ver que el plato tiene vida, que representa su dibujo preferido o que se está adentrando en su cuento favorito.
Y si el niño además ayuda y colabora en la preparación de la comida, eso también le motivará a comérsela con más ganas.
En nuestra sección de recetas para niños os damos más ideas y recetas para crear comida divertida para niños:

BOCADILLO INFANTIL

Consiste en que el niño coma atún, lechuga y tomate a través de un original muñeco formado además con aceitunas que hacen de brazos, la lechuga de pelo y el jamón york como ojos. Con mucha imaginación hemos creado un muñeco gracioso que a los más pequeños les llamará la atención y que gracias a su peculiar forma, se lo comerán encantados.
TORTIPIZZA

Como su nombre indica, lo que queremos conseguir aquí es convirtamos la masa de una pizza en tortilla francesa y encima colocar todos los ingredientes que normalmente se añaden como queso, jamón york, tomate frito o unas aceitunas verdes para llenar la tortilla de colorido que llame a los ojos del más pequeño y que coma una saludable pizza cuya masa no es otra cosa que una tortilla francesa.


SALCHICHAS PULPO

Hay días en los que las prisas y la falta de tiempo nos obligan a pensar en una cena rápida, fácil y que los niños coman sin protestar… si ese es tu caso, esta receta de salchichas pulpo pueden sacarte de más de un apuro.
Prepararlas es verdaderamente fácil, y los niños abrirán los ojos como platos cuando vean estos simpáticos pulpos y cangrejos.

CREPES DE POLLO Y ESPINACAS

En esta ocasión os proponemos unos crepes de pollo y espinacas, una forma de que los niños coman verdura casi sin darse cuenta, ya que lo mezclamos con ingredientes de su agrado.

Así es que si tu hijo, hermano, primo pequeño no le gusta comer verduras o pescados, aquí te hemos dejado una serie de recetas divertidas, las cuales no te llevan mucho tiempo de elaboración y que los más pequeños disfrutarán comiendo ya que les llamará mucho la atención.
A veces en la cocina, debe existir ese toque de “imaginación” para que los más pequeños, disfruten de la dieta mediterránea completamente y no sólo de lo que les gusta.  Por ello te animo a que empieces con alguna de estas aportaciones que hemos dejado y que si te atreves, dejes suelta tu imaginación y “crees un nuevo plato” que deje a tu pequeño sorprendido.
Os voy a contar un secreto, quien ha probado a realizar este tipo de recetas, le ha gustado igual que a los niños, porque no solo se consigue que coman saludablemente sino también entretenerte tú.  La cocina aunque para muchos sea un aburrimiento, para otros, no lo es.
Por último solo me queda decir que, ¡arriesguéis y hagáis disfrutar a los más pequeños!
Enjoy your meal :) 

Comida de la buena… ¡La Argentina!


Estás cansado de comer siempre lo mismo, de mezclar comida tradicional con la innovadora, de no tener sabores diferente en tu boca; este es el espacio en el que encontrarás una de las mejores gastronomías del mundo: la Argentina…

En Argentina encontramos muchos tipos de comidas y de diferente descendencia, ya que nosotros fuimos conquistados por ustedes, los españoles, y un tiempo más

tarde llegó una gran colonia de Italianos… La base de la comida Argentina es la carne que se come a la parrilla (entre otras) y se sirve con una salsa llamada chimichurri. Un dato curioso es que en muchos períodos el consumo anual de ésta per cápita es de más de 100Kg y el dulce de leche es la base de la repostería. La Influencia de los españoles e Italianos hizo que tengamos mucha comida en común pero siempre con un toque criollo.


“Venía la carne
con cu
ero,
la sabrosa carbonada,
mazamorra bien pisada,
los pasteles
y el güen vino ... "

Martín Fierro de José Hernandez


A la carne y a los dulces ya nombrados se añaden las milanesas y los escalopes, dentro de las milanesas encontramos un invento Argentino: la milanesa a la napolitana (se hace realizando una pizza encima de ésta). Compitiendo con esto encontramos las pizzas argentinas como la ‘canchera’, a la ‘parrilla’, ‘rellena’… y las pastas de las que hablaremos más tarde. Con las pizzas se come el ‘fainá’ (una especie de fugazza realizada con harina de garbanzos) y que es muy conocido porque en las pizzerías porteñas, rosarinas o cordobesas se pedía ‘moscato (vino dulce moscatel), pizza y fainá

Milanesa a la napolitana

Pizza y Fainá


Entre las pastas nos encontramos con unas de las delicatesen, se consumen principalmente los tallarines, raviolis, ñoquis, canelones, tarteletis… y es muy frecuente que estén rellenos de ricota, que es un producto lácteo parecido a la cuajada. Estas pastas suelen estar cubiertas con ‘tuco’, es decir, salsa de tomate espesa (la palabra ‘tuco’ proviene del italiano ‘suco’, jugo), que se suele comer con pan (parecido al francés y los italianos se enfadan muchísimo). Otras salsas que tienen el mismo protagonismo que el tuco es, la salsa blanca o bechamel, salsa portuguesa, chimichurri…

Ravioles de ricota con 'tuco' y queso.


Otra de nuestras especialidades son las empanadas, que tienen su origen en Andalucía. En Argentina, hay de todos los sabores, de carne, obviamente ¿no? (picada o cortada a mano), de pollo, de jamón y mozzarella, atún, capresse… De los franceses tenemos el omelette o la tortilla de huevos, de los británicos los panqueques…

Empanadas (las de la izquierda de atún, las del medio de carne y las de la derecha de pollo)


En cuanto a la repostería o pastelería se puede decir que es muy especial y que muchísima gente la consume fuera de argentina. Lo principal son las facturas, que son unos bollos como las ‘medialunas’ (más conocidos en todo el mundo como croissant, aunque son un poco diferente, porque hay de manteca y de grasa de vaca), las ‘bolas de fraile’ con o sin dulce de leche, los ‘cañoncitos’ (rellenos de dulce de leche), los vigilantes (también con o sin dulce de leche), ‘bombas’ (rellenas de crema santilly o pastelera), ‘sacramentos’ (con nueces y avellanas por encima)… Estos nombres se deben ya que a principio del S. XX los gremios de panaderos eran fuertemente anticlericales y anarquistas. Casi todas las facturas tienen un elemento argentinizador, el dulce de leche. Las ensaimadas de procedencia mallorquina son muy consumidas y también pueden ser rellenadas.

Facturas de todo tipo, en todas las pastelerías de Buenos Aires hay esta variedad todas las mañanas. Y por ello debemos leer el primer post, para saber como adelgazar y no deprimirte...


Otros postres famosos son la ‘pasta frola’ (una tarta con biscocho y membrillo o dulce de batata), el budín inglés (budín con frutos por dentro), las mousses, las diferentes tartas, las ensaladas de frutas, los flanes… Todos estos postres deben estár muy bien presentados ya que al argentino lo solés convencer con los ojos, cuando se habla de comida; las tartas deben estár muy bien decoradas y en las casa de repostería la perfección es primordial; porque no solo se rigen por el gusto. Los alfajores son muy comunes y cada provincia tiene el suyo propio, los mas comunes son los de maicena y los rellenos de frutas y dulce de leche.

Alfajores

Tortas


AHHHH, por cierto; no nos olvidemos que los argentinos tomamos mate, antes de comer, después de comer... es decir, casi todo el día... y no es solo una infusión si no que es un motivo de socialización, de companía... Lo toman los jóvenes y los mayores...

Mate


así qué... nos vemos tomando un mate


Te has quedado con ganas de probar todo esto, y no tienes posibilidad de viajar a un país maravilloso como es Argentina; ¡NO PASA NADA! Nosotros te brindamos una solución...

Los mejores restaurantes Argentinos en Madrid:

- El Rancho (Asador Argentino)

Frente al Vicente Calderón. Paseo de los Melancólicos 77, Madrid.

Parada de metro Pirámides, línea 5.

Video: Carne en la parrilla y plato final


- La Cabaña Argentina

Calle Ventura de la Vega 10

Barrio de las Letras (Madrid)

- La Vaca Argentina

Paseo de la Castellana, 214 Madrid


En la pastelería encontramos lugares como:


- La Bombonera
Calle Castelló, n3
Barrio Salamanca, Metro: Príncipe de Vergara, línea 2-9 (Madrid)

- Entremigas
Eloy Gonzalo 25 (Madrid)
Metro: Iglesias, línea 1

- Pastelería América
Avenida Menéndez Pelayo, 99 (Madrid)
Metro: Menéndez Pelayo, línea 1

jueves, 24 de febrero de 2011

¿Por qué no innovar?

La comida es uno de los más suculentos placeres que podemos probar, para ofrecérnoslo a nosotros mismos u ofrecérselo a los demás. Por ello brindo a que por un momento, nos atrevamos a disfrutar de diferentes tipos de comida en diferentes ambientes. A continuación os ofrezco, una serie de lugares especiales, una serie de restaurantes “diferentes” . La gente ya no sólo se conforma con comer bien, quiere algo más. Y los restaurantes, a fin de conseguir la mayor clientela posible se las ingenian para que su comercio sea el más original. Hemos hecho una selección de los seis restaurantes situados en la capital madrileña que dejarán, a más de uno, con la boca abierta.



El primer rincón diferente que encontramos, es un restaurante budista llamado HareKrishna. situado en el céntrico barrio de Malasaña.

Los hareKrishna son budistas que interpretan la comida como una ofrenda de Dios y por ello, cocinan comida saludable basada en futas y vegetales. No comen carne, pescado o huevos porque supone un gran conflicto ético con su doctrina que interrumpe en el proceso de reencarnación. Ellos, apuntan que la clave fundamental para cocinar es “tener una conciencia muypacífica para transmitirla a través del alimento”.

En este restaurante podremos adentrarnos en un ambiente pintoresco y zen donde incienso, flores y música espiritual estarán presentes. Además de descalzarnos y sentarnos en unos cojines en el suelo, podremos comer con las manos, y disfrutar de un ritual de canto antes de la comida.

La comida es totalmente vegetariana y siempre acompañada de té. Podemos encontrarnos con platos como berenjenas rellenas de queso fresco, suflé de verduras, arroz blanco con salsa de tofú entre otros muchos platos.

¿El precio? Es un donativo, pagas la voluntad y a cambio te dan un menú completo de comida vegetariana

Una buena opción para encontrar relajación y alejarnos, momentáneamente, del estrés de la ciudad.

Cómo llegar: Espíritu Santo,19 Madrid, 28004
Distrito: Centro
Horario: L-D
Cómo llegar: L1 L10 Tribunal



El segundo rincón diferente de nuestra selección nos lleva al restaurante griego más antiguo de la capital, Taberna Griega fundado en 1990. Este restaurante, nos ofrece viajar hasta Grecia sin salir de la capital. Su ambiente helénico, su decoración mediterránea y los camareros vestidos de griegos facilitarán esta sensación, acompañado, por supuesto, de los mejores platos típicos de Grecia.

Una peculiaridad de este restaurante la encontramos en un espectáculo donde se ofrece una demostración de sirtaki (romper los platos de la buena suerte) a través de camareros y expertos del local y donde, también podrás participar tú.

Un sitio idóneo para celebraciones importantes como cumpleaños, despedidas de soltero o simplemente, reuniones de amigos.Los precios varían en menús de entre 20 y 30€/ persona.

Una buena opción para aquellos que quieren probar la típica comida mediterránea de Grecia disfrutando del ambiente helénico.

Para más información: www.tabernagriega.com/

Cómo llegar: C/ Tesoro, 6.

Línea 10 y 1, Tribunal.




En el tercer restaurante de nuestra selección, deberás ir acompañado de gente con buena suerte, y no es para menos porque Mala suerte Café dispones de una ruleta en la que te juegas

que el precio de tu comida pueda salirte ¡Gratis! Nada mejor para salir un poco mejor de esta crisis…

La ruleta dispone de varios porcentajes, incluidas casillas en blanco. Después de recibir tu ticket deberás acercarte a la ruleta y tirar y ahí podrás ver si pagas el importe de tu ticket, menos o incluso gratis. La ruleta también tiene una casilla donde te invita a una caña. La decoración, nada tiene que ver con la buena suerte, de hecho, en cada uno de los rincones de este restaurante podrás observar la simbología típica de la mala suerte (escaleras en las que deberás pasar por debajo, gatos negros, espejos rotos, paraguas abiertos, números trece…).Un lugar que sin duda alguna, no es apto para supersticiosos… En cuanto a los precios, de lunes a viernes el menú de mediodía es de 10 € y en los demás momentos se puede elegir en la carta porque además, no cierran ningún dia de la semana.

Más información en: www.malasuertecafe.com/

Como llegar: Avenida General Perón, 16.

Metro 10, santiago Bernabeu/ Bus 5 y 43.


El cuarto lugar lo ocupa el restaurante Pele-Mele, un sitio que se inauguró en Mayo del 2010 y el que cada día, tiene más afluencia. Esto es debido a su originalidad puesto que cada mesa dispone de un teléfono. ¿Para qué un teléfono? Para poder comunicarte con cualquiera de las demás mesas y así, además de degustar una buena comida, pasar un rato divertido en compañía de tus amigos.

Cumpleaños, despedidas de soltero o simples comidas pueden convertirse en una reunión donde las risas no van a faltar.Los domingos a la hora de comer, hay una serie de espectáculos para los más pequeños y los fines de semana por la noches se puede disfrutar de actuaciones especiales.

Pele mele ofrece una gran variedad de menús, que rondan desde los 10 euros el menú del día, hasta menús de 40 o 50€ donde se incluye barra libre.

Además, su decoración, no puede pasar desapercibida ya que numerosos objetos sorprendentes (maquinas de escribir, el diablo de tazzmania o un esqueleto montado en una moto) se encuentran repartidos por el restaurante, y están en venta por si cualquier cliente quiere comprarlo. Y por si fuera poco, si algún cliente tiene en casa cualquier objeto que pueda pegar con la decoración de Pele Mele, puede llevarlo, ponerle el precio que quiera…y si se vende, el dinero será para los dueños del objeto.

Más información en: www.pele-mele.es/

¿Cómo llegar? Ibiza,, 52. Metro Ibiza, linea 9.




Ojalá es nuestra quinta propuesta. Este restaurante situado en pleno barrio de Malasaña es un lugar que te transportará a un ambiente de relajación desértica en el centro de la cuidad.

La peculiaridad de ojala es que en el piso de abajo del restaurante se encuentra una planta llena de arena donde los clientes se podrán sentar en el suelo con unos cojines y disfrutar de un ambiente relajado. Además, la decoración consta de unas luces de tonos claros que van cambiando de color, para dar mayor relajación al lugar. En una de las pareces se proyectan películas, por lo que podrás estar comiendo mientras disfrutas de una buena película en el mejor ambiente.

Para quien prefiera disfrutar de su comida sentado y en una mesa, a la forma tradicional, Ojalá cuenta con una planta de arriba donde ofrecen los mismos servicios.

Abren todos los días y los fines de semana

amplían el horario nocturno para que los jóvenes puedan disfrutar de un mojito o caipiriña en un ambiente chill out.

Los menús son de lo más variado, desde carnes, ensaladas o pescados con unos precios que pueden rondar los 15 euros por persona.

Para más información; www.ojala-restaurante.com/

¿Cómo llegar? Calle San Andrés nº1. Metro de noviciado y Tribunal.




Enigmatium es nuestra última propuesta, y la más misteriosa de todas. Este restaurante te hará exprimir al máximo tu cerebro, si quieres llegar a cenar. Para empezar, tras la reserva, que se realiza vía online, te llegará un mapa y una serie de instrucciones para que encuentres el lugar, que hasta entonces no sabrás donde se ubica. Eso, si las instrucciones constan de un teléfono de emergencia para aquellos que no consigan descifrarlo. Una vez en el restaurante, el responsable de seguridad hará que desconectes

de todo, requisando tu móvil, el reloj, para que por unas horas, pierdas la noción del tiempo. Además, una serie de magos harán que vayas resolviendo de acertijos y enigmas, disfrutarás de espectáculos en directo,

y muchas más cosas que, obviamente, no podemos desvelar porque esa es la esencia de este restaurante ¡Todo un reto!

El ambiente y la comida también se mantiene en secreto, si quieres descubrirlo, sólo tendrás una opción: reservar. Una buena idea para despedidas de soltero, cenas de empresa, grupos de amigos o simplemente gente a la que le guste el misterio.

¿Cómo llegar?Todo un misterio, sólo podrás saberlo tras hacer tu reserva en su página web.



Hasta aquí, nuestra selección de los restaurantes más novedosos y destacados de la capital madrileña. Llegados a este punto, solo me queda deciros que ¡Aproveche!

Celíacos por un día

Pan, pizza, galletas, espaguetis, tartas, salsas, hamburguesas, dulces, fritanga, helados, cereales, yogures, bollos, embutido…

Imaginaros que un día os dicen que ya no podéis comer nada de esto porque sois alérgicos al gluten, es decir, sois celíacos. El gluten, para aquellos que no lo sepan, es una proteína que está presente en el trigo, la cebada, el centeno y la avena.

Pues bien, a partir de ese momento solo podréis volver a comer esto si los cocináis con ingredientes especiales que no contienen gluten que encima son carísimos; para haceros una idea un kilo de harina de trigo cuesta 0.42€, y un kilo de harina sin gluten 8,20€; o pasarte horas y horas en los supermercados mirando esas pequeñas etiquetas de los productos que te dicen de qué están hechos.

Esta enfermedad es un gran problema sobre todo a la hora de ir a restaurantes porque, entre que no es muy conocida y poco sitios hacen platos especiales para ellos, además está que son productos muy caros que requieren que se cocinen en un lugar apartado de donde se manipulan los demás productos con gluten porque no pueden estar en contacto unos con otros.

Debido a que el número de celíacos está aumentando de forma muy rápida, nos encontramos con muchos restaurantes en los que elaboran platos sin gluten. Muchos de ellos son restaurantes italianos, ya que la mayoría de los platos, por no decir todos, llevan gluten. A continuación os pongo una lista de restaurantes con platos sin gluten en Madrid:

Estos son solo algunos, pero también es cierto que en muchos sitios si se avisa del problema hacen todo lo posible para que el plato no contenga gluten.

Y bueno, solo me queda animaros a probar este tipo de cocina y vivir la experiencia de ser celíacos por un día.

miércoles, 23 de febrero de 2011

¡Mejor a la antigua usanza!

GASTRONOMIA TRADICIONAL VS MODERNA

Fabada asturiana, cocido madrileño, paella mediterránea, platos contundentes y pan para acompañar. Parece que estos conceptos se han quedado anticuados para los maestros de la cocina, quienes ahora prefieren platos con formas imposibles, con contenido muy cuestionable, ingredientes complicados y novedosos y para “carteras bien alimentadas”.

Muchos la odian, otros la admiran. Es lo que suscita la nueva gastronomía conocida como “gastronomía contemporánea”, también llamada “gastronomía molecular”, “tecno emocional” o de “vanguardia creativa”, que como se intuye en el primer párrafo, representa lo contrario a la cocina tradicional.

No puedo evitar pensar en los objetivos que creo que tiene este nuevo tipo de cocina, con la intención de criticarla más que de apoyarla, sintiéndolo mucho por sus admiradores y creadores.

La cocina tradicional cumple con los requisitos que demanda un cliente en un restaurante: Pagar por comer bien, equilibrando la cantidad, calidad y placer del comer con el precio.



Sin embargo la cocina contemporánea (llamémosla como se la ha denominado) hace más referencia a lo que podría demandar un cliente de un museo, quien espera encontrar en las exposiciones algo diferente y original de lo que disfrutar con la vista.

Con esto me refiero a una idea muy simple pero en la que muchas personas se encontrarán de acuerdo conmigo: la nueva cocina consiste en decorar los platos, dando más importancia a la originalidad, a los colores (incluso de los platos o recipientes) y a lo increíblemente raro antes que al fin de dejar a sus clientes satisfechos, así como ocurre con la contemplación de obras artísticas.

No más allá de la realidad, somos conscientes que este tipo de gastronomía en restaurantes no es demasiado acorde con el concepto “económico”, los precios de estos platos suelen ser desorbitados, cobrando la capacidad creativa e imaginativa del cocinero, más que su esfuerzo en realizar ese plato.



Una de las cosas que puedo criticar además del precio, es cómo se consideran cada vez más los platos tradicionales, los de toda la vida, que parecen empezar a ser vulgares o de poco gusto y finura.

Para acabar, debería decir que para mí el hecho de poder disfrutar en un restaurante de un plato típico, con la comodidad de saber cómo empezar a comerlo y la seguridad de que el precio habrá merecido la pena, no tiene comparación con lo que hoy en día los maestros gastronómicos quieren meternos por los ojos, pensado muy astutamente para su bolsillo y para su trabajo empleado en realizar estos platos.

No perdamos las costumbres, ni los platos que durante años y siglos han formado parte de nuestras culturas y mesas más humildes para dar paso a lo que, sin duda alguna, no se trata más que de un recipiente ridículo con gotas de siropes y hojas de perejil.

lunes, 21 de febrero de 2011

La cocina entre rodajes

George Bernad Shaw decía “No hay amor más sincero que el amor de la comida”.

Si lo comparamos con el cine diríamos que muchas historias de amor surgen entre los fogones, porque la comida no se reduce a alimentar y saciar nuestro apetito, la comida puede ser algo más, puede convertirse en el mayor juego de seducción nunca visto.

Seamos coherentes, si comer es una necesidad vital para nuestro organismo, ¿por qué no disfrutar de ello?

Hablemos de algunas de esas películas que utilizan la cocina como característica principal entorno a la que gira la trama de la misma.

Sin reservas:

Una película que trata de hacernos ver la diferencia entre el control excesivo del trabajo de la mano de Catherine Zeta-Jones, una chef perfeccionista que apenas ve más allá de su trabajo, y el verdadero disfrute de la cocina con Aaron Eckhart, un chef que siente con cada plato que cocina.

Porque cuando nos obsesionarnos con algo, significa el principio de dejar de disfrutarlo. Esta película muestra como la mayor rivalidad es capaz de convertirse en amor, un amor que surge entre fogones y que nos enseña que a veces, hay que perder el control para encontrar aquello que queremos retener.


Come, reza, Ama:

Julia Roberts nos transmite lo importante que es dejarse llevar y encontrar aquello que verdaderamente nos hace felices. Una película que podríamos dividir en tres partes, dedicando una de ellas a la comida, en Italia, templo de la pasta, pizza y helado. Donde nos muestra que se puede y se debe disfrutar comiendo, debemos tomarnos nuestro tiempo para disfrutar de cada uno de los ingredientes que osan rozar nuestro paladar.

A continuación dejo una escena de la película que representa lo esencial de disfrutar de la comida y sentirse bien con uno mismo, sin preocuparse por el que dirán, típico miedo por el que existe tanta represión en esta sociedad.



Como agua para chocolate:

Se trata de una película en la que la comida se convierte en el medio de comunicación de los protagonistas, una historia de amor prohibida en la que la gastronomía se convierte en un punto de unión y con la que llegan a ser capaces de transmitir sus sentimientos. Una película que pretende demostrar que no todo se basa en las palabras, sino que hay cosas que se dicen sin ni siquiera hablar.

El siguiente vídeo es un claro ejemplo de lo que la comida puede llegar a transmitir entre dos personas.



Julie y Julia:

Comedia que cuenta con la brillante Meryl Streep, en la que la cocina se convierte en su salvación, se trata de dos historias paralelas que giran en torno a la cocina como afición y motivación para continuar sus vidas, unas vidas que empiezan a ver estancadas y desperdiciadas.


Ratatouille:

Se trata de una película de animación, en la que sin duda, una rata que sueña con convertirse en chef es capaz de mostrarnos la importancia de la comida, sobretodo de la gastronomía francesa, siendo ella misma la que arriesga su vida por el mundo culinario.

Una película que aunque vaya destinada principalmente a los más pequeños, no pasa desapercibida para nadie y la cual pretende mostrarnos, que cualquiera, si de verdad lo desea, es capaz de cocinar y sentir el placer de la cocina.


Un toque de canela:

Película Griega que nos compara la comida con la vida, ambas necesitan “un toque de sal para darles el sabor que requieren”. Trata de mostrarnos la vida, el amor y la política a través de la cocina, compara a las mujeres con especies y nos muestra una época en la que estaba mal visto que los niños jugasen con niñas y mucho menos que cocinasen para ellas.

El siguiente vídeo nos muestra como la cocina enseña y puede ser aplicada a muchas ciencias, incluso a la astrología.



Este pequeño repaso por algunas de las películas en las que la gastronomía se vuelve un elemento fundamental, nos enseña que la cocina es como la vida. Debemos saborear cada pequeño matiz de ella, exprimirle su sabor, dejar a un lado los clichés y prejuicios, amar por cada uno de los cinco sentidos, sentirnos libres, encontrar el punto de diversión y no dejar de aprender.

¡Bon Appetit!

Adelgazar y no morir en el intento

Ponerse a dieta y conseguir adelgazar es uno de los propósitos de la mayoría de los españoles y de hecho miles de personas intentan cada día quitarse esos “kilitos de más” que parece que a nadie le caen bien. Sin embargo ponerse a dieta es un gran reto ya que deseamos bajar de peso sin renunciar a nuestros grandes placeres entre los que, por supuesto, se encuentra nuestro gran amigo el chocolate. A pesar de ello, solemos optar por el camino de la estética y renunciamos a alimentos indispensables “porque engordan” sin reparar en que la alimentación no es cuestión de estética sino de salud y que los alimentos que consumimos a diario nos afectan en nuestra conducta pudiendo provocar ansiedad, insomnio o desembocar en enfermedades bastante más graves.

Al comenzar una dieta nos sentimos como personas con superpoderes capaces de no caer en la tentación de esos seres endemoniados que se esconden detrás de las comidas tan ricas intentando que caigamos y engordemos por lo que es bastante común sentirse superior a la gente que no hace dietas, compadecerse de ellos mientras comen lo que “engorda” o incluso sentir una ira irracional al comprobar que esos alimentos malévolos que tanto mal te hacen a ti no tienen ningún efecto en la chica o el chico tan perfecto que se los está comiendo en ese momento.

El estrés, el cansancio, la falta de proteínas y ver precisamente alimentos prohibidos para nosotros puede causarnos ansiedad ya que hemos hecho un cambio alimenticio bastante radical y los alimentos con los que nos hemos criado tienen normalmente un componente emocional por lo que cambiarlos puede suponer una revolución interna. Otro aspecto del bloqueo mental hacia ciertos componentes o alimentos tiene que ver con la imagen que éstos tienen en nuestra sociedad. Algunos alimentos se consideran socialmente “correctos” y por tanto podemos vernos presionados a comerlos como todo el mundo mientras que otros son socialmente mal vistos para tener una figura ideal.

Cumpleaños, navidades y reuniones sociales son la excusa perfecta para permitirnos excesos alimenticios, una licencia para reconociliarte por un rato con tus pasiones y está totalmente justificado porque “un día es un día” y así como un arrebato de pasión, le ponemos los cuernos a nuestra dieta. Gran error ( y gran depresión cuando descubres que no sólo has recuperado lo que una semana de todo tipo de alimentos color verde te ha ayudado a perder sino que además tienes el bonustrack y sumas kilos a los que tenías). Cuando nuestro cuerpo empezaba a habituarse a la nueva alimentación volvemos a probar la manzana prohibida y todo vuelve a empezar: otra vez la ansiedad, el mal humor, el cargo de conciencia y, para hacer las cosas bien, podemos probar a comprar un libro milagroso de reconocido prestigio internacional que jura y perjura que te ayuda a adelgazar sin hacer ejercicio.

Todo vuelve a comenzar y te preparas para la “operación bikini” de dentro de 3 años (porque hay que contar con los cumpleaños de amigos y familiares que te “obligan a saltarte la dieta” sólo un día”) y, con el tiempo, hasta te lo tomas con humor y milagrosamente ¡adelgazas!

domingo, 20 de febrero de 2011

BIENVENID@S!

Hola a tod@s!
Bienvenidos/as a nuestro blog sobre alimentación. En este pequeño espacio haremos actualizaciones sobre la comida en pleno siglo XXI con consejos prácticos y post originales que esperemos que os sean útiles. Además de las entradas que hagamos, nos gustaría que nos dierais vuestra opinión porque seguro que teneís mil ideas que aportar, ingredientes que sugerir o formas diferentes de tostar así que ¡no os cortéis y participad! Nuestro primer post ya está en el horno y la mesa preparada así que pasad, bienvenidos y acomodaos =)