Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 5 de marzo de 2011

y tú, ¿Te sientes engañado?


Deseo, felicidad, ambición, poder, riqueza, belleza, sexo, mujeres, hombres, ideales, privilegios, admiración, juventud, libertad…son sólo algunas de las cosas que la publicidad intenta vendernos y que nosotros, ansiamos tener.

La publicidad nos ha hecho -y nos hace- desear a través de la pantalla, carteles, revistas o periódicos. Nos abre el apetito, nos mueve para que compremos un producto, para que vayamos a un restaurante a probarlo o lo cocinemos en casa.

La comida, la forma de cocinar, la innovación, los ingredientes, y todos lo que hemos visto en este blog forma parte de la historia de la cocina, de su esencia, que ha ido evolucionado a lo largo de los años. Y en la sociedad de consumo en la que vivimos, la publicidad es algo que no debemos olvidar.

La publicidad es engañosa. Lujuriosos carteles de apetitosas hamburguesas nos muestran algo inexistente, algo que lleva detrás un gran trabajo de horas de fotografía y photoshop, y que lo han creado para carteles pero que no podremos ver o degustar jamás.

Con este vídeo, podréis descubrir por vosotros mismos cómo hacen los anuncios de hamburguesas...

http://www.youtube.com/watch?v=fUjz_eiIX8k&feature=player_embedded


Y a continuación, os dejo algunas imágenes obvias de la publicidad engañosa. ¿Creéis que debería estar más regulado?

Desde Hincale el diente, os recomendamos que tengáis en cuenta que no todo es lo que parece:)Que tengáis un buen día, cocineros.


6 comentarios:

  1. En respuesta a tu título, ¿quién no se siente engañado al ver estas imágenes? Pero si no fuese así la publicidad no tendría sentido, la hacen para eso, para embaucarnos y que compremos desde cualquier estúpido producto hasta comida disfrazada de manjares! Todos conocemos los objetivos de la publicidad, a si que en gran parte creo que somos conscientes de que cuando compramos un producto rara vez daremos con la imagen del envoltorio. Y lo peor es que no son solo los productos que has puesto en las imágenes, sino que es prácticamente todo lo que consumimos, a si que si queremos seguir "alimentándonos" no nos queda más remedio que comprarlos tragándonos sus mentiras y sus sabores insípidos.
    Y en cuanto al vídeo, he alucinando con lo del pegamento y el barniz...
    Muy interesante la entrada ;)

    ResponderEliminar
  2. Desde luego ¡nada es lo que parece! Si probáramos de verdad algunos de los alimentos que vemos en las fotos de los envases o en publicidad nos intoxicaríamos por la cantidad de plásticos, barnices y pegamentos que aplican a la "comida" para que tenga un buen aspecto que atraiga a la vista, cuando lo que nos debe atraer es al estómago. Esta entrada me recuerda a lo de "no comer con los ojos" que nos decían de pequeños :) Parece increíble lo mucho que nos pueden engañar a través del sentido de la vista, hay que tener cuidado y saber que como he dicho al principio, nada es lo que parece.

    ResponderEliminar
  3. Lo más indignante es que esta situación esté tan mal regulada dentro del marco jurídico. ¿Cómo es posible que las organizaciones por la publicidad no intervengan en estos casos? No sé si el problema es falta de jurisprudencia, indeterminación de las leyes o déficit de actuación, pero lo que sí sé es que ello no beneficiaría para nada a muchas grandes empresas, y ya no sólo de alimentación y restauración. ¿Quizá estén, para variar, manejando los hilos de los poderosos? Honestamente, no me extrañaría.

    ResponderEliminar
  4. Esta claro que la publicidad nos engaña, eso ya lo sabíamos. Lo que es increible es como lo hacen. El video me ha parecido sorprendente, no tenía ni idea de la minuciosidad con que hacen estas cosas.

    Esta claro que cuando vamos a los restaurantes y miramos la carta nos llama la atencion por la "pinta" que tiene todo y luego cuando nos lo traen no se parece en nada a lo que pensábamos que habiamos pedido.

    ResponderEliminar
  5. ¿Quién dijo alguna vez que la publicidad no fuese engañosa?Al fin y al cabo su objetivo es economico, lo demás no les importa( valores y consecuencias sociales). Impresionantes las fotos de verdad, me ha encantado el blog y sobre todo esta entrada.

    Me pensaré mucho la próxima vez que vaya a cenar a una de estas cadenas...

    ResponderEliminar
  6. Nos hacen sentir como tontos, se ríen de nosotros. Debería estar regulado.

    ResponderEliminar