Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 2 de marzo de 2011

Las siete curiosidades

En nuestro post de hoy queríamos haceros llegar algunas curiosidades que hemos encontrado en una de nuestras búsquedas.
Para ello, vamos a realizar una enumeración de siete curiosidades, y que ¿por qué siete? Porque siete son las maravillas del mundo, siete los pecados capitales, siete hermanos para siete hermanas, siete vidas tiene un gato y así un sinfín de cosas, así es que por qué no, siete curiosidades sobre el sector que más nos gusta, ¡LA COMIDA!


Bueno, no os entretengo más y comenzamos con dicha enumeración:
En primer lugar hemos encontrado, el "seven up". Supongo que la mayoría conozcáis dicha bebida tan popular que fue inventada en 1920 y que contenía litio que era la droga que actualmente prescriben los médicos para las personas que sufren trastornos. La bebida al principio se distribuía para combatir la resaca, debido a su contenido en litio y se llamaba Bib-Label Lithiated Lemon-Lime Soda pero el nombre se acortó a 7-up según algunos mitos porque contenía siete ingredientes.



En segundo lugar la adicción a la vainilla, ya que el consumo de la vainilla natural hace que el cuerpo genere unas sustancias como la adrenalina y por ello así, se considera que la vainilla es adictiva. Pero esto no es todo, porque también se ha descubierto que bloquea algunas infecciones bacterianas.

Bueno, ya estamos en el ecuador de esta enumeración y en el puesto número tres encontramos el truco del huevo flotante. Es decir, aquel truco que alguna vez hemos visto hacer a nuestras madres y que se realiza para saber si el huevo está en buen estado o no. Este truco consiste en llenar un vaso de agua y sumergir el huevo, si el huevo flota (¡cuidado!) NO está en buen estado, sin embargo, si se hunde si lo está. Y ahora os preguntaréis que por qué cuando un huevo está en mal estado flota y tranquilos, existe una explicación y es que si el huevo tiene demasiado tiempo y está viejo, se empiezan a acumular gases en su interior, que son los que hacen que flote.
En cuarto puesto hemos querido contarte es que tanto una manzana, como una patata, como una cebolla todas saben igual cuando se comen con la nariz tapada. Imposible, responderán algunos pero esto es cierto y ocurre porque estos tres alimentos tienen una consistencia similar, lo que les hace casi imposible que podamos distinguirlos sin el sentido del olfato. 

Llegamos, al quinto puesto, donde hemos situado la historia de los donuts. ¿Conoces realmente la historia de este apetecible bollo?. Si no la conoces, ya está "Híncale el diente" para contártela. Los donuts, buñuelos en inglés, fueron hechos en su origen, como algo alargado y torcido, y no con la forma de anillo con la que los conocemos actualmente. 
En Inglaterra, se hacían como una bola cerrada y luego se añadía en su interior, mermelada para después, ser cocinado. Pero Hansen Gregory, en 1847 afirmó que era él, el inventor del donut y que al no estar satisfrcho con la textura que en el centro se quedaba después de estar horneado, hizo un agujero en ese lugar, quedando la forma que hoy todos conocemos.

En penúltimo lugar, el delicioso chocolate. Ya que hemos averiguado que los antiguos mayas hacían el chocolate muy picante, agregándole chiles y maíz y además se tomaba, por aquel entonces, frío resaltando así las especias que anteriormente le habían añadido. ¡Menos mal que nosotros conocemos el chocolate dulce y no hemos tenido que probar ese "chocolate picante" porque desde luego que el contraste, da mucho que pensar.  

Y por último, hemos querido mostraros el té de mantequilla, que en el Tibet es una de las bebidas más comunes y que está hecho de mantequilla de yak, sal y té. Se obtiene secando el té chino en los caminos durante varios días hasta que éste adquiere un sabor muy fuerte. El té después se hierve y se pone en unos recipientes de bambú con sal, soda y la mantequilla. Algunos tibetanos agregan el llamado "tsu" que significaría lo mismo aquí a cuando agregamos leche al té, y que es una mezcla de queso, mantequilla y azúcar.













Como anécdota de este té y de los tibetanos es que normalmente pueden beber entre 50 y 60 tazas de este té al día. Increíble, ¿verdad?.  



Esperamos, que la sección de hoy os haya gustado y que hayáis aprendido un poquito más sobre estas siete curiosidades que hemos querido mostraros.

5 comentarios:

  1. ¡Muy entretenida la entrada Sara! :)
    Me quedo con ganas de saber si es verdad lo de que la manzana la cebolla y la patata saben igual con la nariz tapada! jaja

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que no sabía la mayoría de cosas, no quiero copiarme de Raquel...pero creo que lo que más me ha llamado la atención ha sido lo de la manzana, la patata y la cebolla. Ten por seguro que a la próxima que me ponga hacer puré y tenga una patata y cebolla a mano lo probaré jajajaja

    ResponderEliminar
  3. Pues ya estoy yo aquí para discrepar, porque yo me quedo, sin dudarlo, con la vainilla y los donuts. Además, algo ha hecho "¡pling!" en mi cabecita al leer lo de la vainilla y he recordado que es uno de los principales ingredientes de la adictiva Coca-Cola. ¿Casualidad?

    ResponderEliminar
  4. ¡Que interesante!nunca me había parado a pensar lo de la vainilla en la coca cola (podían comercializar la coca cola con sabor a vainilla en España)y desde pequeña soy adicta a la vainilla aunque no me gusta la coca cola...
    Nacho te invito a que investigues un poco sobre este tema, !me parece un gran descubrimiento! =)

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar